in

Al cerrar las tiendas electrónicas, Nintendo nuevamente se interpone en el camino del legado de los videojuegos

No se proporciona subtítulo

Cuando Nintendo anunció que cerraría la eShop tanto para 3DS como para Wii U en 2023, mi reacción fue simple: por supuesto que sí. El desarrollo no fue una gran sorpresa; después de todo, no fue hace mucho tiempo que PlayStation anunció su decisión de cerrar las tiendas digitales para PS3 y PS Vita (aunque esta decisión finalmente se revirtió). Las empresas hacen lo que las empresas quieren y, sobre todo, lo que quieren es ganar dinero y evitar desperdiciarlo. Entonces, por supuesto, Nintendo está cerrando dos de sus tiendas electrónicas más antiguas. No hay dinero en ellos. Pero para el resto de nosotros, apesta, ¿verdad? Mi reacción inicial fue de resignación, pero luego de una conversación con mi pareja, mis sentimientos rápidamente se convirtieron en frustración por lo que estamos a punto de perder.

Mi compañero está en una patada de Fire Emblem en este momento. De hecho, recién se metieron en la serie correctamente después de comenzar con Three Houses, y ahora están profundizando en los juegos de 3DS. Pero después de que la eShop cierre el próximo año, Fire Emblem Fates: Revelation, la resolución definitiva de Birthright y Conquest, esencialmente no se podrá jugar a menos que esté dispuesto a desembolsar cientos de dólares en eBay por la edición física muy difícil de encontrar. . Nuestra irritación combinada me llevó a pensar en todos los otros juegos solo digitales en eShop, como Attack of the Friday Monsters o Pushmo. Demonios, incluso Pokemon Yellow no se podrá volver a jugar legalmente sin tener una copia física.

Y así, debido a la decisión de Nintendo, una cantidad de juegos se perderán potencialmente de manera legal, solo porque eso es un negocio. Está claro que la compañía tampoco está interesada en hacer que esos juegos sean fácilmente accesibles, ya que en las preguntas y respuestas iniciales que publicó sobre el cierre, Nintendo abordó las preocupaciones de los jugadores diciendo esencialmente que no estaba obligado a hacer que estos juegos estuvieran disponibles. Y desafortunadamente, eso es cierto.

Hablando con GameSpot, Iain Simons, escritor y curador a tiempo parcial en el Reino Unido Museo Nacional del Videojuegodijo: “En términos de responsabilidad fiscal para con sus accionistas, es probable que no tengan la responsabilidad de hacer que los títulos estén disponibles. Entonces, ¿por qué deberían tenerla? Como dice su declaración, esto es parte de un ‘ciclo de vida natural’– todas las cosas deben pasar, los juegos mueren”.

No es solo el dinero lo que actúa como barrera, como me señaló Simons. Los juegos están en una posición extraña cuando se trata de reconocimiento cultural, y realmente no han logrado convencer a aquellos que no juegan de que son una forma de arte en la que vale la pena dedicar tiempo. Medios como el cine tienen los Oscar, una institución que, aunque está lejos de ser perfecta, sigue presentando mejor el formato como arte, a diferencia de algo como The Game Awards, que lamentablemente se parece más a una conferencia de prensa del E3 que a una conferencia centrada en los premios. show.

También hay otras complicaciones cuando se trata de preservar los juegos, como las formas en que las plataformas cambian con frecuencia; los materiales utilizados para fabricar juegos, como el metal y el plástico, se degradan constantemente; y cuestiones de derechos de autor. Todo esto hace que la comprensión de los juegos desde una perspectiva cultural sea increíblemente difícil.

No se proporciona subtítulo

“Desde el punto de vista de la preservación, sumerges tu cabeza en eso durante una hora e inmediatamente te das cuenta de que este es un gran problema que requerirá grandes recursos y coordinación para comenzar a hacer que funcione”, dijo Simons.

Sin embargo, hay personas que están trabajando para preservar la mayor cantidad posible de historia de videojuegos, incluso si es una cantidad inmensa de trabajo. Pero al hacer ese trabajo, también hay una gran cantidad de exasperación que lo acompaña. La Fundación de Historia de los Videojuegos es una de las organizaciones de más alto perfil dedicadas a preservar la historia de los videojuegos. Su declaración sobre el cierre de las eShops de 3DS y Wii U reconoce el lado comercial de las cosas, pero critica las otras acciones de Nintendo.

“Como miembro pagador de la Asociación de Software de Entretenimiento, Nintendo financia activamente el cabildeo que impide que incluso las bibliotecas puedan proporcionar acceso legal a estos juegos”. escribió el VGHF. “No proporcionar acceso comercial es comprensible, pero evitar el trabajo institucional para preservar estos títulos además de eso es activamente destructivo para la historia de los videojuegos”.

A lo que se refiere el VGHF es que la ESA (más conocida como los organizadores del E3) ha presionado activamente para que los juegos no estén disponibles en las bibliotecas públicas. En 2017, el Museo de Arte y Entretenimiento Digital (MADE) de Oakland solicitó a la oficina de derechos de autor de EE. UU. una Ley de Derechos de Autor del Milenio Digital. exención para la conservación de MMO que sus editores ya no admitían. Luego, en 2018, la ESA solicitó Solicitud de MADE para ser denegada, diciendo que “los editores de videojuegos tienen fuertes incentivos económicos para preservar sus propios juegos”. Agradecidamente, MADE tuvo éxito y se otorgó la exención de derechos de autor, pero solo si los activos son transmitidos legalmente por el propietario de la propiedad intelectual. Entonces, si una empresa suspende un MMO, puede optar por pasar los activos del juego a los conservacionistas. Pero incluso esa capacidad limitada para guardar juegos obsoletos podría no ser posible, especialmente cuando ni siquiera podemos garantizar la seguridad del código fuente de los videojuegos.

No se proporciona subtítulo

El código fuente del Kingdom Hearts original era infamemente perdido, por lo que es una bendición que el juego se pueda jugar incluso en las consolas modernas. Y “bendición” es un eufemismo. Los activos debían recrearse para la versión remasterizada del juego, y si Square Enix decidiera que no valía la pena, entonces la única forma legal de jugar sería a través de la versión de PS2.

Sin embargo, según Damian Rogers de la Sociedad de preservación de juegos, es probable que al menos parte del código fuente de los juegos de Nintendo eShop se haya guardado. “También podemos estar bastante seguros de que, gracias a las prácticas de desarrollo modernas y una mayor previsión por parte de los desarrolladores, los juegos también son seguros internamente, aunque deseamos que Nintendo y todos los editores de juegos sean más transparentes con los detalles de esos esfuerzos de preservación interna”, dijo Rogers.

La transparencia es uno de los mayores problemas en juego aquí, ciertamente con una compañía como Nintendo. Con el renovado interés en Fire Emblem, Nintendo podría estar trabajando en algún tipo de port o remake de al menos uno de los juegos 3DS de la serie, por lo que tal vez no estén fuera de circulación indefinidamente. Pero eso no compensa todos los demás juegos que no están disfrutando de un resurgimiento repentino e inesperado y que se perderán debido al cierre de la eShop.

Claro, hay sitios de ROM, pero Nintendo está constantemente presentando desmantelamiento de estos sitios, con casos legales que finalmente ordenan a los propietarios pagar millones de dólares. Pero estos sitios están haciendo más trabajo para preservar los títulos más antiguos que Nintendo en muchos casos, solo piense en Mother 3, un juego que solo se puede jugar en inglés gracias a la localización de un fanático. Pero si una empresa como Nintendo no tiene interés en que sus títulos más antiguos estén disponibles para su compra en sus escaparates digitales, o para conservacionistas e historiadores, no hay nada que nadie pueda hacer legalmente al respecto. Y entonces tenemos una situación en la que estos juegos no están disponibles ni pública ni comercialmente. “Pero, en última instancia, estos [eShops] son tiendas comerciales en lugar de archivos públicos”, dijo James Newman.

No se proporciona subtítulo

Newman también trabaja para el Museo Nacional de Videojuegos del Reino Unido, además de ser profesor de investigación en la Universidad de Bath Spa. Y como yo, es consciente de cómo las ventas digitales y los medios de transmisión pueden actuar como un elemento disuasorio de la preservación. “Uno de los cambios importantes a tener en cuenta aquí es que el cambio a la distribución digital, suscripción y transmisión trae consigo un cambio en la forma en que nosotros, como consumidores, tenemos acceso a nuestros medios. Ya no compramos una película, un álbum, o juego de la misma forma, sino que pagamos por acceder a él mientras forme parte del catálogo y mientras sigamos suscritos.

“Esto tiene un impacto potencialmente enorme en términos de nuestra capacidad para ver, escuchar y jugar, y también en nuestra capacidad para transmitir nuestras colecciones de medios a las generaciones futuras, ya sea entregándolos a través de familiares y amigos, o donando a museos y archivos”.

Ese punto de entregar medios es algo que me conmovió. Poder compartir fácilmente un juego con alguien con solo darle una copia es un acto especial. Hay algo agradablemente comunal en prestarle un DVD a un amigo, y la idea de jugar uno de mis juegos favoritos con un hijo mío algún día se siente como una oportunidad para transmitir algo un poco más divertido que mi genética.

No hay mucho que un individuo pueda hacer para combatir esto. Pero Newman proporcionó una explicación de lo que la gente puede ayudar en los esfuerzos de preservación, incluso si no es un trabajo de preservación directo, que es simplemente documentar la existencia de estas obras. La documentación y las grabaciones que brindan una comprensión del lugar de un juego en la conversación cultural son una parte importante del proceso. “Hay una tendencia a pensar en la preservación del juego como un proyecto de software que tiene que ver con la extracción de datos y la emulación de sistemas antiguos u obsoletos”, dijo. “Pero la preservación de los juegos también es un proyecto documental.

No se proporciona subtítulo

“Ser capaz de jugar un juego como Super Mario Maker en el futuro será revelador y mostrará cómo Nintendo gamificó la creación de juegos y se centró en colocar y organizar mosaicos, pero para comprender realmente los significados complejos de ese juego, también nos gustaría ver los niveles que fueron diseñados por los jugadores y todos esos videos de personas construyéndolos y reaccionando a ellos mientras intentaban completar los acertijos, a veces diabólicamente complicados e intrincados, que la gente había diseñado”.

Newman tiene razón: documentar juegos a través de tutoriales, jugadas, transmisiones, todo es importante. Pero tampoco es suficiente. Si bien es más probable que las empresas sean mejores para mantener seguro su código fuente, no hay garantía de que realmente lo sean. Y si Nintendo continúa teniendo éxito en cerrar los sitios ROM, no solo afectará su propia biblioteca de juegos, sino también los juegos de otras plataformas alojados en el mismo sitio.

Nintendo es legítimamente querida como la compañía que hace tantos juegos maravillosos. Pero al igual que con una serie de otros editores, también es el objetivo justificable de la ira de la empresa que no quiere que conozca su rica historia. Cuando compañías como Nintendo y organizaciones como la ESA son a menudo las que tienen una voz más importante sobre cómo deben estar disponibles los juegos, estamos en una posición en la que no podemos ganar. Entonces, por ahora, lo más importante que podemos hacer es seguir el consejo de Newman al documentar estos juegos o, en el mejor de los casos, buscar formas en que podemos ayudar a grupos como Video Game History Foundation. Porque mientras el resultado final no proporcione un incentivo para hacerlo, está claro que los editores no van a hacer el trabajo.



Fuente

Facebook

“No se puede confiar en ellos”: los legisladores critican a Facebook por la venta de productos infantiles mortales

Compre un nuevo Galaxy Book 2 y obtenga un monitor para juegos Samsung gratis

Compre un nuevo Galaxy Book 2 y obtenga un monitor para juegos Samsung gratis